Principal / Sobre fondo / Interviu / Interviu de Victor Krovopuskov
Interviu de Victor Krovopuskov

Victor Krovopuskov: “No me gusta la esgrima de sable actual”.

A mediados de febrero en la capital rusa se celebró la Copa del Mundo de “Sable de Moscú”. Fue el 33 torneo mundial para los sablistas y el 5 para las sablistas que disputaron los títulos de campeones. Víctor Krovopuskov, el más destacado y titulado esgrimista del siglo XX, estaba entre los espectadores. Hace más de 30 años Víctor ganó el oro en Olimpiadas,muchas veces subía al peldaño más alto de los podios en los campeonatos mundiales. Fue el entrenador en Rusia, Irán, China, Turquía y Egipto. Arbitraba las competiciones más importantes. Hasta ahora su corazón y alma se preocupan por su arma predilecta - el sable.

Nuestra referencia. Víctor Alexeevich Krovopuskov.

Nació el 29 de septiembre de 1948 en la ciudad de Moscú. Militó en el CSKA (Moscú), fue el militar. El Maestro emérito del deporte (1976). Fue el miembro de la selección de la URSS desde 1973 hasta 1986. El Campeón de los Juegos Olímpicos en 1976 y 1980 en la competición de sable individual y por equipos. El Campeón del mundo en 1974, 1975, 1979, 1983 y 1985 en los campeonatos por equipos, el campeón del mundo en 1978 y 1982 en las competiciones individuales. El Ganador de plata individual de la Copa del Mundo en 1974 y por equipos en 1973. El Campeón de la URSS en 1976 en las competiciones individuales y por equipos. En 1979 fue nombrado el mejor sablista del mundo por la FederaciónInternacional de Esgrima. Fue galardonado con la Orden de Lenin (1980). Vive en Moscú.

Nuestra corresponsal Tatiana Kolchanova pidió al eminente master dar su valoración sobre la evolución de la esgrima de sable durante los últimos 30 años.

- ¿Qué cambios, según su opinión, han ocurrido en la esgrima de sable durante estos años?

- Todo se ha cambiado. Yo esgrimía cuando no existían los aparatos eléctricos de señalización de tocados por lo tanto el arbitraje era subjetivo. A veces los jueces “notaban” tus tocados por la única razón de que fuiste el ganador de las olimpiadas y campeonatos mundiales. El propio nombre hacía el trabajo por ti. Y viceversa, los deportistas a los que jueces no querían considerar como ganadores, por cualquier razón, estaban obligados a obrar maravillas en la pista. Nuestro famoso tirador de sable Yakov Rylsky, quien tres veces fue el campeón del mundo en competiciones individuales, para que los jueces notasen sus tocados en el combate con el tirador polaco Jerzy Pawlowski,tuvo que ir cortando los botones de su chaquetilla y ningún árbitro podía pasarlo por alto.¿Cuántas veces fueron modificadas las reglas durante estos años? ¡Pero qué bonitos y espectaculares eran los ataques cuando estaban permitidos los pasos cruzados y ataques de flecha! Hoy en día es completamente otro deporte. Es de sorprender, pero la mayoría de las modificaciones se adoptó con el fin de hacer la esgrima más espectacular y comprensible para los espectadores. Y resulta que en los combates fugaces solamente un profesional de alta categoría podrá notar el tocado real, y eso sí – de los diez tocados por lo menos los cinco serán definidos por cada juez según su propio parecer. Ello ocurre también por la siguiente razón: la Federación Internacional de Esgrima (FIE) ha aplicado una política poco correcta con respecto a la selección de jueces. Las competiciones importantes, incluyendo las Olimpiadas, se arbitran por los jueces provenientes de los países donde la esgrima sólo da los primeros pasos. Y conocemos perfectamente que uno no nace juez. Para captar inmediatamente la situación en la pista, uno tiene que ser el tirador o entrenador. Como resultado de la política mencionada los deportistas no quieren utilizar los ataques y defensas complicados, ya no digo de los desplazamientos de varios pasos y técnicas, que anteriormente arrebataban hasta a los espectadores inexpertos. La gente iba a “Sable de Moscú” para experimentar placer contemplando las estrellas de esgrima de sable. Se podía sacar la película de los combates entre tiradores de sable el soviético Victor Sidyak y el italiano Aldo Montano. ¡Cuánta expresión, fuerza y arte tenían!

- ¿Qué perdió y qué ganó la esgrima de sable durante los años pasados?

- Voy a expresar mi opinión subjetiva. Me parece que hace diez años los combates de sable eran más interesantes, porque estaban llenos de ataques impresionantes. Hoy en día no veo ataques complejos. Prácticamente ningún tirador de sable actual no hace contratiempo, corte de estocada, hay pocos ataques con la presión sobre el arma, los contraataques con la interrupción de la distancia también son poco frecuentes hoy en día. Eso sí, (¡Error! Enlace imposible) los contrincantes actuales son más presentables: más altos, fuertes y rápidos. Están bien entrenados, pero tienen miedo de utilizar las maniobras complicadas. Porque la razón no la tendrá el tirador más listo sino aquel que ganó un segundo para tocar al adversario.

- ¿Han afectado de alguna forma las modificaciones en la esgrima de sable la distribución de fuerzas en el mundo?

- En mi época en todos los campeonatos internacionales, y aun después de que había envainado mi sable hace unos 10-15 años, siempre se podía distinguir a los adversarios según su escuela nacional de esgrima. Las escuelas soviética, italiana, húngara, polaca y rumana tenían sus características peculiares. No quiero hablar sobre la escuela francesa, porque en aquel entonces los franceseseran los tiradores ordinarios. Ahora no es así. Las diferencias son insignificantes y además no caracterizan a la escuela sino a un deportista concreto. Todos hacen prácticamente lo mismo. El 70% del éxito en el podio tiene aquel quien tocará más rápido. Pero ello hace que se pierda el espectáculo, y la única forma de aumentar su atracción es cuando haya las marchas bonitas, ataques, defensas y contraataques compuestos. Hoy el nivel promedio de sablistas internacionales es muy alto, pero casi no existen las estrellas.

- ¿Entonces, quién gana hoy si todos son iguales?

- Aquel quien tiene el mejor estado deportivo, que se siente mejor en la pista y el que hace un poco más maniobras que su contrincante. Da pena que los entrenadores exploten sólo las características físicas de tiradores, o sea su altura, velocidad, resistencia. Pero no debemos olvidar que a la esgrima siempre la llamaban el ajedrez rápido. Todo lo que pasaba en la pista primero se calculaba en la mente del tirador con el adelanto de varios pasos. Por eso entre ganadores había los deportistas de diferente estatura – altos y pequeños, rápidos y lentos, flacos y gordos. Las ventajas tenían aquellos que dominaban la táctica y estrategia del combate. Siendo sincero, puedo decir que no me gusta la moderna esgrima de sable.

- Hace varios años nuestros sablistas eminentes al ver los combates femeninos de sable, se reían y decían que no era el sable sino otro tipo de arma.

-No se, a mi me da mucho placer ver el sable femenino. Merced a la menor velocidad en la esgrima femenina los combates de chicas son más interesantes, lo que prácticamente se desapareció de la esgrima de sable masculina. Ellas utilizan las maniobras, ataques, contraataques, defensas, y si añadimos a ello la capacidad de expresar más emociones que los hombres, estará claro por qué a los espectadores les gusta esta nueva modalidad de esgrima. Creo que los combates de sable femenino atraerán la mayor cantidad de espectadores en las Olimpiadas en Pekín.

- Por una parte, las reglas modernas de esgrima de sable han afectado la parte espectacular de combates, pero, por otra parte, han permitido a los deportistas de los países sin escuelas de esgrima acercarse a nivel de líderes. Por ejemplo, los tiradores de China.

- Yo trabajé como entrenador en China. Puedo decir que cualquier deportista chino que participa en los campeonatos internacionales, tiene un buen nivel medio. Todos ellos son buenos deportistas. Ellos entrenan mucho, participan en las competiciones internacionales, sus entrenadores estudian detalladamente a los contrincantes y transmiten estos conocimientos a sus alumnos. Debido a todo ello los deportistas chinos últimamente más a menudo quedan entre los finalistas en los campeonatos importantes. En la esgrima, al igual que en el patinaje artístico, es necesario que te presten atención. Hablando de los tiradores chinos hay que tomar en cuenta que para entrar en la selección nacional ellos deben pasar una elección rigurosa. Por ejemplo, yo trabajé en la provincia con la población de 250 millones. Imagínese, hasta qué punto debería estar motivado el deportista después de pasar este crisol. Además, con los chinos trabajaban y siguen trabajando los mejores entrenadores del mundo. Por eso en el futuro próximo sus deportistas serán una amenaza para todos los contrincantes.

Version de la impresion