Principal / Museo de historia del esgrima
Lyev Serafimovich Koreshkov

 

En este momento, el principal proyecto del entrenador enemérito de la Federación Rusa, Maestro enemérito del deporte en Esgrima, Lyev Koreshkov, es el “Museo de historia del esgrima”, organizado por él. En este museo se tiene gran cantidad de objetos expuestos que Koreshkov ha venido coleccionando durante  más de 40 años. Entre ellos se encuentran más de 2000 condecoraciones, medallas e insignias; más de 1000 estampillas, sobres, postales. También se exhiben en el museo copas de premiación, medallas, libros, fotografías de campeones olímpicos y de sus entrenadores. El “Museo de historia del esgrima” está ubicado en el complejo deportivo “Chertanov” en Moscú.

 

Algunos de los objetos expuestos en el “Museo de historia del esgrima” puede verlos aquí.

 

Lyev Serafimovich Koreshkov-  Maestro del deporte, entrenador enemérito de la Federación Rusa, empezó a dedicarse al esgrima desde que se encontraba el décimo grado de escuela. Al terminar la escuela ingresó al Instituto de cultura física donde estudió desde 1955 hasta 1959. El  deseo del entonces futuro entrenador, el de alcanzar la maestría en el arte del esgrima, era tan grande que hizo uso de todos sus esfuerzos para lograrlo. Es por eso que ya en el año 1960 pudo obtener el título de Maestro del deporte en esgrima y empezó a trabajar en calidad de entrenador en el Estadio de los Pioneros.

En estos tiempos el esgrima poco a poco cogía fuerza y se hacia cada vez más popular, es por eso que  a la escuela de esgrima, más y más gente acudía. Pero de los 500 deseosos de ingresar , solo se podía aceptar a 50 personas. Es por eso que  todos los candidatos pasaban pruebas muy severas y tenían que aprobarlas. En la primera admisión, fue aceptada a la escuela de esgrima, la futura campeona de la Unión Soviética Nadezhda Kondrateva, cuyo entrenador fue Lyev Serafimovich. Años después Nadia continuó su preparación bajo la dirección de Lukoyanov V.K. y en 1967 ganó el campeonato del mundo entre Júniores que tuvo lugar  en Teherán, luego pasó a formar parte del equipo de adultos.

 

En 1964, a la Escuela de deportes Luzhniky, llego un grupo de jóvenes entrenadores, entre ellos se encontraba Lyev Koreshkov. Tiempo atras , en los encuentros abiertas durante las competencias de esgrima entre los escolares de Moscú, Lyev Koreshkov advirtió a un joven zurdo muy ágil – el futuro cuatro veces campeón olímpico y siete veces campeón del mundo de esgrima con sable, Víctor Krovopuskov. Víctor comenzó a dedicarse al esgrima desde los 13 años y Lyev Koreshkov fue su primer entrenador. Sin lugar a dudas Víctor era un talentoso esgrimista y todos los rasgos, característicos de un campeón, los tenía él en sobremanera- perseverancia, deseos de llegar a la victoria final y unas interminables dudas:  ¿lo hago correctamente?, ¿Es necesario hacerlo así ó de otra manera?, ¿Y para que sirve uno u otro método ?

 

Esta futura celebridad le hacia a Koreshkov una enorme cantidad de importantes preguntas y discutía con su maestro con tal sensatez y tan correctamente, que el entrenador  aprendió a conocer los secretos del esgrima junto con su discípulo. Lyev Koreshkov se dirigió al club central deportivo de la armada “CSKA” y aprendió allí metodología de enseñanza con los mejores entrenadores del país: David Traishler, Vitaliy Arkadiyev, Lyev Kusnetzov. Pasaba mucho  tiempo observando los entrenamientos, examinaba sus apuntes hechos durante las clases para poder por la noche dar respuesta a las interrogantes de Víctor. Cabe destacar el hecho de que cuando ambos, maestro y discípulo, llegaban a un punto en común, Krovopuskov cumplía obligatoriamente con todo lo recomendado y no discutía por nada. Koreshkov le enseñó a Krovopuskov a asestar durante un encuentro 10 veces en lugar de las 5 establecidos  para que nada pudiera impedir su victoria. Después de 3 meses de dominio del sable en el campeonato de esgrima entre Júniores en Moscú, Víctor Krovopuskov obtuvo el tercer lugar, y  a los 19 años tenia cumplidos ya los normativos necesarios para hacerse Maestro del deporte de la Unión Soviética.

 

Lyev Serafimovich Koreshkov trabaja como entrenador ya 47 años, y cada vez llega a los entrenamientos en Moscú desde  Krasnogorsk, ubicado en las afueras de Moscú. Podía pensarse que, ¿de donde podrá sacar tiempo para otras cosas?, pero, además de  su principal trabajo como entrenador y de organizador del museo, Koreshkov se dedica también a la fotografía  en forma profesional, y también escribe hermosos versos llenos de lirismo y considera a Sasha Chernov y a Serguey Yesenin, sus poetas preferidos.

 

 

 

Version de la impresion