Principal / Esgrima para todos / Ninos
Ninos

La esgrima es un tipo de deporte universal. Niños de cinco años como sus abuelas y abuelos pueden coger en mano un florete, una espada o un sable y combatir contra un adversario. En los países de Europa existe muchos clubes dónde la maestría del dominio de la arma se transmite de generación en generación. Por ejemplo, en Francia existe más de 750 clubes de esgrima. Los niños empiezan a practicar a partir de cinco años. Los pequeños, visitando la sala de esgrima, abren para ellos un nuevo e interesante mundo. El equipamiento de esgrima es lo mismo para ellos que para los adultos. Pero el arma que utilizan es aligerado y acortado. La Federación de esgrima de Francia publica un manual metodológico para los mosqueteros principiantes y los entrenadores que trabajan con los niños. Presentamos a su atención algunas páginas de este libro. Será interesante comunicar este material a los apasionados rusos de esgrima que tienen hoy la posibilidad de empezar a practicar este tipo atractivo de deporte en los clubes de esgrima que se abran en nuestro país.

Abro para si mismo los valores de la esgrima

Gracias a la esgrima y a los esfuerzos de mi entrenador soy mejor:

Soy cortés

Tengo un carácter deportivo

Respecto a los otros

Ayudo a los otros

Soy perseverante

Soy atento

Me controlo

Soy aplicado

Participo en la vida del club


Conozco las reglas de seguridad

Sé vestirme para estar protegido

  • La cazadora de esgrima que empleo tiene que ser conforme a las normas de protección establecidas. Tengo que prestar atención para que sea abotonada y su cuello levantado afín de proteger mi cuello.
  • Compruebo para que mi guante cubra fuertemente el puño de mi cazadora de esgrima.

Puedo escoger su careta

  • El cuello de la careta no tiene que ser roto o tener deterioros.
  • La “lengüeta” trasera de la careta tiene que caer bien sobre la nuca.
  • Para asegurarse de que la careta se mantiene bien sobre la cabeza, me inclino hacia abajo y balanceo la cabeza. La careta no tiene que caer.

Lo sé todo sobre la pista de esgrima

  • La pista de esgrima es un corredor limitado por los dos lados y por detrás. 
  • Si salgo con un pie de los límites del corredor, el combate se interrumpe y tengo que volver a mi sitio.
  • Si salgo con los dos pies de los límites de la pista, el combate se interrumpe y vuelvo sobre la pista retrocediendo un metro. 
  • Si salgo con los dos pies de los límites de atrás de la pista, entonces recibo una punzada de penalización.































Las líneas situadas sobre la pista me permiten de orientarme durante el combate:

  • Al principio de cada duelo y después de cada punzada adjudicada tengo que estar detrás de la línea que significa la posición “¡al combate!”   
  • La línea preventiva me recuerda que queda 1 metro hasta el final de la pista.
  • La largura de la pista para los más pequeños es de 10 metros.

    Aprendemos a juzgar  


    Cuando juzgo un combate

    • Hablo a voz alta;
    • Conozco 4 ordenes: “¡Al combate!”, “¿Listos?”, “¡Empezad!”, “¡Alto!” acompañados por los gestos correspondientes (dibujos 1,2,3,4);
    • Sé desplazarme junto con los participantes durante el duelo para que siempre vea las 2 láminas y el fijador eléctrico;


     

    • Sé indicar con una mano el participante que recibió la punzada y de la otra mano él que dio la punzada (dibujo 5);
    • Sé señalar una punzada inválida (dibujo 6);
    • Sé indicar cuando el atacante dio en la protección (dibujo 7);
    • Sé señalar un ataque mal realizada (dibujo 8);
    • Sé también señalar la prioridad del participante realizando una punzada “en línea”  (dibujo 9);

    Este material está dado por la Federación francesa de esgrima

    Version de la impresion